Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Perfiles

Mathieu Leisen, postdoctorante del Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA)

Mathieu Leisen

Mathieu Leisen

Mathieu Leisen
Enlaces relacionados
Postdoctorantes

Magíster y doctorado de la Universidad Henri Poincaré (Francia). Su interés de investigación se encuentra en la geoquímica, la interacción fluido-roca y, en particular, el estudio de las inclusiones fluidas.

"La oportunidad de investigación que ofrecían en este país era perfecta, lo único malo es que en Chile no hay queso", comenta entre risas el francés Mathieu Leisen, quien llegó a integrarse al equipo de investigadores postdoctorales del CEGA en marzo de 2013, con el fin de ayudar a la operación y desarrollo de métodos analíticos de un instrumento único en el país: el Espectrómetro de Masas por Inducción de Plasma con Multicolectores y el Sistema de Ablación por Láser (LA- ICPMS-MC).

Actualmente, Mathieu está a cargo de la operación diaria de este instrumento, y su trabajo está enfocado en la determinación de la composición química completa de paleo-fluidos mediante la combinación de técnicas de análisis con el modelado termodinámico de inclusiones fluidas, aplicado a sistemas geotérmicos y depósitos de minerales. La naturaleza de su trabajo lo mantiene dentro de los estándares populares de lo que es un científico clásico, pues pasa todo el día encerrado en el laboratorio, el cual además, está en un subterráneo.

“Estoy acostumbrado a esta rutina de trabajo. Pero hice amigos rápidamente en este país, yo pinto y todos los domingos salgo con un grupo a hacer bocetos de la ciudad, he compartido mi departamento con músicos, actrices… No ha sido problema adaptarme. Sé lo que es vivir en una ciudad grande y trato de evitar sus inconvenientes viviendo cerca de la Facultad. El problema más grande es la comida, que no está mal, ¡pero el pan! Uf, y del queso ni hablar”, lamenta divertido Leisen, quien decidió emigrar de Francia porque en Europa las ofertas postdoctorales son escasas, muy demandadas, y ninguna se adaptaba tan bien a lo que él estaba buscando como la oportunidad que presentaba trabajar en el CEGA, donde podía combinar un tipo de laboratorio a un área de estudio, la geología, tal como buscaba.

Durante su estadía en la Facultad, Mathieu junto a su equipo de trabajo ha participado de importantes logros, como la primera datación uranio-plomo (U-Pb) obtenida en el país, ha establecido colaboraciones con otros investigadores postdoctorales del centro desarrollando métodos de análisis para determinar la posible fuente de magmas, y también apoyando el trabajo analítico de alumnos de postgrado del Departamento de Geología. Junto con estas satisfacciones, el Dr.

Leisen también ha enfrentado traspiés científicos, como han sido los contratiempos que ha presentado el LA-ICPMS-MC, que los llevó a bautizar al instrumento como “La Caprichosa”. Al respecto él cuenta: “Cuando tienes un nuevo equipo, sobretodo uno tan caro y complejo como este, sabes que siempre hay problemas al inicio. Es normal. Pero una vez hubo un corte de luz en la Facultad que afectó la máquina por cuatro meses, con altísimos costos económicos y de tiempo para repararla. Los cortes de luz siguen pasando, nunca nos han afectado tanto como esa vez, pero siempre tras un corte la máquina sufre daños y le pasa algo distinto, por eso es La Caprichosa. Pero lo importante es que ya alcanzamos una rutina de funcionamiento”, concluye.

Sofía Otero
CEGA

Martes 7 de julio de 2015

Compartir:
http://uchile.cl/i113022
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: