Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

UChile.online

Candidatos presidenciales expusieron sus ideas en educación

El rector Luis Riveros junto a los candidatos presidenciales

Michelle Bachelet, Tomás Hirsch, Joaquín Lavín y Sebastián Piñera presentaron sus proyectos en un concurrido debate realizado hoy en el Salón de Honor de la Casa Central. En la ocasión, respondieron consultas formuladas por cuatro Premios Nacionales.

Coincidiendo en la urgente necesidad de reformular distintos aspectos del sistema educacional, relativos a la calidad, cobertura y financiamiento, entre otros, esta mañana los cuatro candidatos presidenciales participaron en un debate organizado por la Dirección de Comunicaciones y RR.PP y que tuvo lugar en el Salón de Honor de la Casa Central.

De esta forma, Michelle Bachelet, Tomás Hirsch, Joaquín Lavín y Sebastián Piñera, dieron a conocer sus proyectos de Gobierno en torno a la educación, sobre la base del documento “24 Propuestas sobre Educación para Chile”, material elaborado por la Corporación Chile Azul y que es fruto de un trabajo formulado por un selecto grupo de académicos que encabeza el Rector de la Universidad de Chile, Prof. Luis Riveros.

La máxima autoridad de la Casa de Bello moderó el encuentro en el que tuvieron a su cargo la misión de formular preguntas a los postulantes a La Moneda los Premios Nacionales Profs. Francisco Orrego, Prof. María Teresa Ruiz, Juan Asenjo y el periodista egresado de la Corporación, Héctor Olave.

Abriendo las intervenciones, Michelle Bachelet enfatizó en la importancia de garantizar una educación de calidad para todos, argumentando que éste es el camino para terminar con las desigualdades en el país. “Preocuparse de la educación, de su excelencia y de su calidad es preocuparse de luchar a favor de la igualdad de oportunidades para todos los chilenos”, dijo.

Hizo hincapié en que una de las principales metas de su gobierno al respecto será otorgar cobertura universal para el nivel preescolar. Afirmó que ello implica proveer un lugar donde los pequeños “se alimenten, se estimulen, sean educados, desarrollen sus capacidades cognitivas y psicosociales y puedan tener mejores herramientas para aprender y desarrollarse mejor como adultos y como jóvenes”, indicó.

Además, se manifestó a favor de la evaluación docente, pero recalcó que debe ir acompañada de “posibilidades reales de perfeccionamiento de los profesores”. Junto a lo anterior, anunció que su programa contempla acciones para fortalecer el aseguramiento de la educación superior, así como avanzar hacia la modernización de los currículum de las carreras, para que sean más cortas y flexibles; la creación de un sistema nacional de becas que dé cobertura integral -arancel, manutención y alimentación-, mejorar el actual Fondo Solidario de Crédito Universitario, apoyar a las universidades regionales y, en el nivel escolar, disminuir el número de alumnos en aula.

Por su parte, Tomás Hirsch expresó que la educación debe recuperar su sentido original formador y dejar el espíritu economicista que la caracteriza hoy en día, que a su juicio la ha reducido “a una dimensión estrecha y limitante”. Añadió que este proceso debe ser liderado por el Estado, que debe asumir en ello un rol responsable y activo.

El candidato se refirió al actual sistema de educación superior, fustigando la preeminencia del factor económico en su funcionamiento. Expresó que “es muy difícil encontrar otro país serio en el que se permita que las razones de lucro económico sean las que van formando a los profesores en programas que son carentes de todo rigor académico y en donde muchas veces los futuros educadores se forman con clases dos sábados al mes durante apenas dos años”.

Asimismo, Hirsch reafirmó el hecho de que el país debe contar con universidades públicas, señalando que éstas “tienen un rol mucho más trascendente en el desarrollo y la formulación de políticas sociales, culturales, académicas, medio ambientales del que hasta hoy se les ha dado”, añadiendo que por ello hay que volver a darles a estas entidades el financiamiento y el rol que les corresponde en el futuro de la sociedad chilena. En tercer término, Joaquín Lavín, junto con señalar la consigna, repetida por todos los candidatos, de que la educación es clave para disminuir la desigualdad social, repasó los diez objetivos educacionales para el 2010 que plantea el Documento “24 Propuestas sobre Educación para Chile”.

El candidato de la UDI se manifestó partidario de que para el bicentenario en educación prebásica exista una cobertura de por lo menos “el cien por ciento del 40% de los niños más pobres”. Asimismo, propuso que las ciudades grandes del país cuenten con un liceo público gratuito de la calidad del Instituto Nacional y en lo que respecta a la jornada escolar completa, señaló que éste no puede ser el único modelo que contemple una política educacional, puesto que significa duplicar costos en infraestructura. “Aprovechemos los museos, los gimnasios, los laboratorios de inglés, los puestos de internet para que los alumnos completen las horas”, enfatizó.

Joaquín Lavín, presentó también una propuesta para una nueva institucionalidad en este campo, en la cual el Ministro de Educación sea presentado por el Presidente de la República y deba contar con el acuerdo del Senado y además que exista “un Consejo Autónomo de Educación que fije los contenidos mínimos, los textos de estudios, exámenes de evaluación”, explicó.

“En educación estamos mal”. Categórico fue el inicio de la intervención de Sebastián Piñera, quien en cuarto término se dirigió a los presentes y reforzó su comentario al señalar que “estamos muy estancados. Los progresos tanto en cobertura como en calidad no están teniendo la importancia que en las palabras todos les asignamos”. Al respecto, los principales problemas que según señaló contribuyen a que Chile siga en el subdesarrollo, son la mala calidad de la educación, especialmente básica y media, y la escasa capacidad de innovación en ciencia y tecnología con la que cuenta nuestro país.

Piñera se mostró partidario de brindar educación preescolar gratuita a todos quienes la necesiten y en el plano de la educación superior, para solucionar los problemas de cobertura existentes, expresó que se debe contemplar la meta de llegar a un millón de universitarios en el año 2012, “para competir en igualdad de condiciones con los países del primer mundo”.

El candidato RN llamó a fomentar la educación técnica profesional y en el plano de la ciencia y tecnología se manifestó partidario de que iniciativas en este ámbito sean financiadas en partes iguales por el Estado y el sector privado. Por eso, señaló, pese a calificarla como una solución parcial, estar de acuerdo con un sistema de royalty para que las empresas compartan los frutos de la explotación de las riquezas que están bajo tierra y que pertenecen a todos los chilenos.

HAB/PAR

Lunes 26 de septiembre de 2005

Compartir:
http://uchile.cl/i8573
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: