Beauchefianos sin Fronteras

Fernando Lara Morán, Ingeniero de Minas - Scottsdale, USA

Fernando Lara Morán, Ingeniero de Minas

Mi nombre es Fernando Lara Morán, tengo 30 años y estudié Ingeniería Civil de Minas en Beauchef donde me gradué el 2007 y al año siguiente me titulé.

La idea de venirme a Estados Unidos nació mientras trabajaba en la empresa Hatch. Ahí vi un aviso en la intranet donde la oficina de Phoenix, Arizona, necesitaba un ingeniero de minas. Ese mismo día fui a hablar con Jorge Rosas, jefe de nuestra Unidad de Negocios, y le pregunté sobre la posibilidad de ser asignado a ese puesto. Por esas casualidades, la jefa de minería de esa oficina estaba en Chile, así que él pudo hablar directamente con ella.

Para venirme tuve que esperar casi un año, entre preparativos y papeleos para la visa de trabajo, la que me exigía tener un año de antigüedad en la empresa. Fue así como el 2011 emprendí el viaje, y actualmente vivo y trabajo en Scottsdale, una ciudad a 20 minutos del centro de Phoenix.

La oficina de Hatch, en la que ahora soy parte, tiene dos grupos de trabajo, uno de ellos es el de minería donde yo me desempeño. Este grupo está buscando posicionarse en el desarrollo de proyectos de minería subterránea, específicamente Sublevel y Block Caving, desde sus etapas iniciales. Tarea que no ha sido fácil porque la crisis económica ha impactado fuertemente las inversiones en minería, lo que se ha reflejado en la curva de madurez del equipo.

Mi tiempo libre lo ocupo yendo a clases de yoga -las cuales dejo y retomo constantemente-, tomando café mientras leo en una cafetería llamada Cartel Coffee Lab -donde escribo estas palabras-, y manejando a distintos pueblos del estado de Arizona, California o México para arrancar del calor que en verano puede llegar a 45°C en el día y 30°C en la noche. Lo bueno es que Phoenix tiene 300 días de sol al año.

Para mí, la formación en Beauchef es de nivel mundial. Incluso me atrevo a decir que, en su base teórica, es superior a los rankings que habitualmente se publican. En ningún momento he sentido alguna diferencia, más allá del idioma, frente a colegas canadienses, norteamericanos o australianos. Es más, me he llevado gratas sorpresas respecto al reconocimiento que hay en el extranjero de la Universidad de Chile, especialmente en el ambiente minero.

Pensar en Chile me da mucha nostalgia. Se extrañan las reuniones familiares,  la cercanía con los amigos y, por supuesto, los años en la Escuela, donde conocí a buena parte de mis mejores amigos hasta ahora. De esos tiempos, recuerdo principalmente la Fonda Minera, donde tuve la suerte de participar en su organización durante un par de años como parte de la directiva del Centro de Alumnos de Ingeniería de Minas, y del Bautizo Minero, en especial su himno entonado por Don Jaime Chacón.

Esta nostalgia genera que permanentemente sienta deseos de volver. Pese a que en un inicio la asignación era por 2 años, me han pedido radicarme en Scottsdale. La oportunidad parece ser buena, pero creo que dentro de uno o dos años volveré a Chile a disfrutar de todo aquello que uno añora y aprende a valorar en la soledad. Pero ojo, en el consulado un chileno me dijo que al principio se devolvía cada 6 meses y ya lleva 20 años viviendo acá!

Fernando Lara Morán, Ingeniero de Minas

Cuéntanos tu historia de Beauchefiano por el mundo comunicaciones@ing.uchile.cl

Compartir:
http://uchile.cl/i92949
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: