Beauchefianos sin Fronteras

Sebastián Castro, Ingeniero en Computación - Wellington, Nueva Zelanda

Mi nombre es Sebastián Castro y egresé de Ingeniería Civil mención Computación de la FCFM el año 2002. También hice un Magíster en Ciencias mención Computación en la Universidad de Chile, pero la mayoría del trabajo lo hice con un grupo de investigación de la Universidad de California, San Francisco, llamado CAIDA.

Empecé mi vagabundear por el mundo el año 2007, motivado por dos razones: nuestro interés como familia de vivir en el extranjero y una desafiante oportunidad cuando CAIDA me invitó a trabajar con ellos como analista/investigador. En ese tiempo trabajaba para NIC Chile en el área de DNS, hacía clases de Redes de Datos en el Departamento de Ciencias de la Computación y estaba bien establecido, con casa nueva y una hija de un año y medio. Pero la oportunidad de trabajar en un laboratorio, que es de los mejores en el mundo, no se puede dejar pasar. Después de dos años y medio en Estados Unidos, me moví a Nueva Zelandia buscando mejor prospectos económicos.

Actualmente vivo en Wellington, la capital de Nueva Zelandia, con mi esposa y dos hijos -un adolescente de 17 y una niña de 8 años-. Ahí trabajo como DNS Specialist para el Registro de Dominios de Nueva Zelandia, o ".nz" . Llegué a esta posición después de mas de 12 años en el rubro. La empresa se encarga de infraestructura crítica, permitiendo que los dominios de Internet que terminan con .nz puedan funcionar todo el tiempo. Hoy en día, el trabajo se vuelve desafiante, ahora que hay que explorar nuevas maneras de usar dominios. Debido a que nuestra organización también está involucrada en lobby acerca de Internet, hay constante interacción con el Gobierno, el Parlamento y "think tanks" locales.

En todo este tiempo hay tres características que sobresalen de la FCFM y que pueden ser asociadas a mi formación: una gran habilidad para resolver problemas, una formación técnica muy profunda que permite considerar varios aspectos de una solución en armonía, y facilidad para aprender cosas nuevas. Es así como basado en la experiencia propia, la de mis colegas que viven en el extranjero, e incluso de mi hermana -también formada en la Universidad de Chile y con períodos fuera del país-, creo que la formación en los fundamentos y la gran habilidad para aprender rápidamente es un sello especial que nos deja Beauchef.

Nueva Zelanda es un país muy tranquilo, con una estructura de apoyo social muy importante, seguro y de educación de gran calidad. Yo permanezco inquieto y me gustaría cambiarme de país, pero la familia está establecida y feliz, así que no hay planes de moverse por el momento. Donde vivo, en Wellington, está lleno de posibilidades. Los paisajes son increíbles y la vida al aire libre es muy estimulante. Estoy aprendiendo a pescar -lo que es una actividad muy común entre los kiwis- y también entreno a un equipo de fútbol escolar.

Una de las principales motivaciones para dejar el país fue la de darle a mis hijos una visión diferente del mundo, que conocieran otras realidades y pudieran manejar nativamente otro idioma. Mis dos hijos son bilingues ahora, y sus experiencias de vida los diferencian incluso de sus compañeros. Mi esposa está agradecida de la posibilidad de vivir en otra cultura. Todos esos triunfos no son gratis, y vienen de la voluntad de seguir y no rendirse. Uno mantiene a Chile siempre en el corazón, pero tiene que aprovechar el día al máximo, estés donde estés -y no llorar porque no tienes marraquetas o a tu familia-. Hasta el momento no hemos pensado volver ya que la familia está feliz. Ya nos hemos cambiado de país lo suficiente y los hijos necesitan un lugar que sientan como suyo.

Cuéntanos tu historia de Beauchefiano por el mundo comunicaciones@ing.uchile.cl

 

Compartir:
http://uchile.cl/i93309
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: