Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Expertos defendieron implementación de la Ley de Convivencia Vial

Alberto Escobar, gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club Chile.

Alberto Escobar, gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club Chile.

Daniela Suau, coordinadora de comunicaciones del colectivo Muévete

Daniela Suau, coordinadora de comunicaciones del colectivo Muévete

Luis Stuven, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset).

Luis Stuven, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset).

En un coloquio organizado por el Departamento de Ingeniería Civil de la FCFM, representantes de Conaset, el movimiento Muévete y Automóvil Club Chile, criticaron a los medios de comunicación que han desvirtuado los alcances de la ley.

seguridad vial

La ley (de Convivencia Vial) no obliga a los ciclistas a bajar a la calle, la ley anterior ya lo hacía, me parece importante que quede claro, porque lo que los medios han dicho es errado”, fue una de las aclaraciones que Daniela Suau, coordinadora de comunicaciones del colectivo Muévete -una de las organizaciones que participaron en la creación de la ley 21.088-, realizó durante el coloquio sobre la Ley de Convivencia Vial, organizado por el Departamento de Ingeniería Civil de la FCFM y moderado por el Prof. Alejandro Tirachini.

Junto a Luis Stuven, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) y Alberto Escobar, gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club Chile, discutieron los alcances de la nueva normativa, los errores que se han cometido y los beneficios que debería tener.

Las críticas a los medios de comunicación fueron un tema transversal. “Los medios han contribuido a desvirtuar este tema y ha sido muy lamentable, porque aquí nos pusimos de acuerdo 100 o más instituciones de la sociedad civil para sacar adelante esta ley”, sostuvo Escobar. “Uno de los titulares que indujo a la confusión fue ‘con esta ley se baja a los ciclistas a la calle’. Gran error, y por eso concuerdo en que los medios de comunicación no nos están haciendo un gran favor al momento de difundir la ley. Es más, la ley de tránsito de 1985 contempla la obligación del ciclista para que circule por la ciclovía o la calzada. Antes de la ley, los niños de siete años debían circular por la calle”, indicó Stuven.

La actual modificación permitió contemplar excepciones como que los niños menores de siete años puedan circular por la vereda acompañados de un adulto, que puedan hacerlo los menores de 14 años y los adultos mayores, “porque estos tipos de usuarios no ponen en riesgo al peatón”, agregó el secretario ejecutivo de Conaset.

Uno de los errores que reconocieron fue la fiscalización realizada por Carabineros -que ha cursado multas por no uso de reflectantes o guantes, por ejemplo-, siguiendo un decreto de 1988. “Como todo proceso ciudadano, hay que reconocer que se cometieron errores y hay que aprender de éstos. Hay que reconocer que no hubo voluntad de parte de Carabineros al salir a fiscalizar un decreto que hasta la semana anterior no estaba fiscalizando (decreto nº 116). Creo que el error que sí cometimos es que la nueva ley no explicitaba que se derogaba el decreto, porque si eso se hubiera explicitado nada de esto habría pasado”, señaló Daniela Suau.

Conductores violentos

Según cifras de Conaset, en Chile mueren 1.928 personas al año en siniestros o accidente viales, otros 62.171 quedan lesionados. De ahí la importancia de una ley que resguardara la seguridad de peatones, ciclistas y motoristas, más vulnerables al compartir un espacio público limitado.

Para Luis Stuven ha sido muy importante la disminución de la velocidad máxima en la ciudad –de 60 a 50 km/h-, por la importancia de este factor entre las causas de accidentes. Asimismo, destacó la creación de zonas de tránsito calmado, que por decisión municipal podrían quedar entre 20 y 40 km/h, las zonas de salida adelantada (bici o moto box), la introducción de la seguridad vial en el examen de conducción y la tramitación del proyecto de ley que crea un Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI), que permitirá implementar un sistema que identifica y multa a los vehículos que transiten a exceso de velocidad, causante del 30% de los accidentes.

A ello hay que agregarle el perfil de los conductores, que según encuestas realizadas por Automóvil Club Chile, señala que los conductores chilenos son los más violentos de América Latina, lo que queda patente en que el 91% de los conductores consultados ha tenido algún altercado violento al conducir. Un 74% ha tenido algún altercado con un bus interurbano, el 72% con otro automovilista y el 63% con algún peatón, por ejemplo. Asimismo, el 51% ha enfrentado algún riesgo con ciclistas, el 61% se declara estresado, el 25% agresivo y el 60% enojado.

Comunicaciones FCFM - UChile

Miércoles 5 de diciembre de 2018