Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Perfiles

Bruno Grossi, Doctor en Ecología y Biología Evolutiva

Bruno Grossi

Bruno Grossi

Desde niño le gustaban los circuitos y motores. Los juguetes que le regalaban, poco duraban antes de que los desmantelara para revisar su funcionamiento. Pero fue la película Jurassick Park y sus dinosaurios lo que lo convencieron de estudiar biología.

Bruno Grossi hizo una licenciatura con mención en biología en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile y después un Magíster en Ciencias Biológicas en la misma facultad. Por motivos familiares nunca pudo salir de Chile en forma permanente, es por esto que el Doctorado también lo realizó allí. “Sabía que intentar ser un experto en un área que no está desarrollada en nuestro país, estudiando en Chile era muy difícil, pero me generé una red de contactos internacionales y realicé una pasantía en la Universidad de Harvard la que me corroboró que estaba en buen camino”, confiesa.


Sus estudios en el área de la biomecánica animal y morfología funcional lo han posicionado como uno de los pocos investigadores en Chile esta especialidad. Sin embrago, la utilización de animales como modelos para comprender los principios físicos de la locomoción animal o la biomecánica de animales extintos (su tema), pueden presentar complicaciones experimentales y éticas, por eso derivó a la robótica. “Nunca me ha agradado tener que lidiar con el cautiverio y menos con manipulaciones experimentales. Por eso la robótica fue la solución perfecta para realizar mis investigaciones”, comenta el Doctor en Ecología y Biología evolutiva de la Universidad de Chile.


Entonces tuvo la oportunidad de contactarse con el Dr. Javier Ruiz del Solar académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la FCFM, director del AMTC, y encargado del Laboratorio de Robótica del DIE/UCH, donde existen herramientas modernas para el diseño, construcción y control de robots, y se vino a realizar su investigación postdoctoral con él. “El Dr. Ruiz del Solar, me ha apoyado en todo lo que he necesitado para realizar mis estudios de forma cómoda y sin inconvenientes”, dice.


“Sin duda este es el lugar donde debía venir a trabajar. Creo que la FCFM de la U. de Chile es, sin lugar a dudas, el lugar para desarrollar nuevas tecnologías a nivel nacional, aportando en este caso, tanto a las ciencias básicas como también a la creación de artefactos móviles de amplio espectro de aplicación. Mi meta es aportar conocimientos sobre la biomecánica funcional y evolutiva utilizando modelos artificiales, y que de forma colateral se desarrollen nuevas tecnologías ingenieriles. A través de esta investigación interdisciplinaria, estoy unificando todas mis pasiones de vida”, señala el investigador quien afirma ser un apasionado de la vida.


“Soy también en gran medida autodidacta y realizo mis investigaciones con un alto grado de auto exigencia. Disto mucho de ser trabajólico, no estoy metido en el laboratorio 24-7 ni mucho menos. Creo que mi mayor herramienta con la que puedo apalancar mi aporte a las ciencias es la creatividad. Conozco mis limitaciones lingüísticas y de índole algebraica, pero sé que hay quienes pueden colaborar con eso, y de forma grupal, podremos crear un equipo sin individualidades que puedan generar un aporte significativo en las ciencias y de forma colateral aportar en I+D.
Además de sus investigaciones, actualmente realiza un curso que se ha convertido en todo un boom en la Facultad con una inscripción de 90 alumnos en el semestre otoño 2015. Se trata del curso Introducción a la Biomecánica Animal (ME4706), que se imparte para alumnos de Ingeniería Mecánica de 5º y 6º año. Pero dentro de los inscritos hay muchos alumnos que provienen de geología, eléctrica y de ingeniería de minas. “Evidentemente el curso es del gusto de estudiantes que quieren aprender sobre ciencias básicas e ingenieriles pero abordados desde la perspectiva natural, y aparentemente los diferentes departamentos aceptaron convalidar el curso”, señala contento. Pero para el semestre primavera 2015, será reducido el número de estudiantes a 60 para poder realizar de mejor manera el trabajo de seguimiento de los trabajos grupales.


- ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con ingenieros?


Espectacular. Si bien tiendo a pensar les falta atreverse a ser más creativos, creo que ese es un mal que atraviesa transversalmente a todas las áreas de nuestra academia. Sus proyectos tienden a veces a ser muy ambiciosos respecto a los objetivos finalmente logrados, cuando podrían ponerse metas más cercanas y con ello quizás aportar más a las ciencias básicas. Esto lo concluyo ya que sus capacidades intelectuales y de trabajo, son excepcionales. Mi mayor ambición es lograr convencer a algunos ingenieros a crear un centro de investigación interdisciplinario, en que con sus capacidades y herramientas, logremos abordar problemáticas biológicas.
Por otro lado, creo que falta un articulador estratégico que logre unir la facultad de ingeniería con la facultad de ciencias, para así (al igual que lo hace el MIT con Harvard) la FCFM desarrolle herramientas que la facultad de ciencias pueda utilizar en sus investigaciones. Así, por ejemplo, dejar de costear altos montos de dinero en la compra de tecnología en el extranjero si la FCFM pudiera desarrollar nuevas tecnologías. Una perfecta simbiosis universitaria, con resultados sinérgicos, concluye el Dr. Grossi.

La investigación


Estudios sobre la locomoción de dinosaurios terópodos: Este proyecto de investigación interdisciplinario evaluará en una primera etapa, la implicancia del tamaño corporal y la morfología sobre la cinética y cinemática de la locomoción bípeda a través de una comparación de rasgos que puedan ser comparados entre aves y dinosaurios terópodos.
En una segunda etapa, se realizarán estudios cinemáticos en un ave cursorial (gallina), con lo cual se establecerán los parámetros biomecánicos con que se relaciona el cabeceo, para luego, en una tercera y última etapa, utilizando un entorno de simulación computacional Gazebo y registros energéticos directos sobre modelos físicos bio-inspirados (i.e. plataformas robóticas bio-inspiradas), determinar las ventajas mecánicas del movimiento de cabeceo sobre la locomoción bípeda terópoda y así poder concebir la locomoción de dinosaurios terópodos primitivos de otra manera, utilizando el cabeceo durante marchas lentas, movimiento que según la ciencia actual estos dinosaurios no realizaban.


Los objetivos de este proyecto fueron compartidos en la Robotics: Science and Systems 2015 (Roma), donde fueron recibidos con gran entusiasmo, asegura el postdoc.


Valeria Villagrán A.
Dirección Académica y de Investigación


 

Viernes 28 de agosto de 2015

Compartir:
http://uchile.cl/i114696
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: