Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Prof. Enrique Tirapegui recibe Medalla de Honor de la Universidad de la Sorbona

La Universidad de la Sorbona homenajeó al profesor Tirapegui con la Medalla de Honor.

La Universidad de la Sorbona homenajeó al profesor Tirapegui con la Medalla de Honor.

Rector Ennio Vivaldi.

Rector Ennio Vivaldi.

La ceremonia se realizó en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

La ceremonia se realizó en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Decano de la FCFM Francisco Martínez.

Decano de la FCFM Francisco Martínez.

El académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile fue reconocido por el impacto de su trabajo en física no-lineal desarrollado en Francia, Bélgica y Chile, a través de su activa colaboración con varias universidades francesas.

El pasado 16 de diciembre en el campus Beauchef, con la presencia de altos representantes de la Universidad de la Sorbona, el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, el decano de la FCFM Francisco Martínez, el embajador de Francia, miembros de la academia y del parlamento chileno, se llevó a cabo la solemne ceremonia en la cual se entregó la “Medalla de Honor” al investigador y académico del Departamento de Física y Premio Nacional de Ciencias 1991, Enrique Tirapegui.

Desde la Universidad de la Sorbona acudió el profesor Michael Moreau, en representación del rector Jean Chambaz, quien leyó un saludo de felicitaciones al académico Enrique Tirapegui destacando su legado en investigación, el papel que jugó en la red de colaboración entre destacadas instituciones y su compromiso con la democracia.

El rector Ennio Vivaldi enalteció el “gesto de coraje de ampliar horizontes” de Enrique Tirapegui durante su destacada trayectoria. Del mismo modo, resaltó el trabajo que tuvo desde su regreso al país luego de especializarse en Francia. “No hay forma más generosa de hacer ciencia que educando y preparando a otras personas para que continúen lo empezado y lo superen (…) nos hace compartir la idea de generosidad al que nos hace referencia la educación pública”, comentó.

El decano Francisco Martínez agradeció a la Universidad de la Sorbona por este reconocimiento. En la ocasión, compartió sus recuerdos del profesor Tirapegui y enfatizó en su dedicación a entablar relaciones y conversaciones con la comunidad beauchefiana en su diario vivir. “Según las palabras del profesor Tohá, Enrique Tirapegui es ‘inestable como el viento, enjuto como el quijote y con desgarbo y casi al lote, así es como yo lo siento’. Tomé esta frase porque es como lo vimos por décadas, como estudiantes, paseando por la Facultad, conversando con todo el mundo, ensimismado en la complejidad”.

Servet Martínez, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1993 y académico de la FCFM, y el profesor Pierre Coullet, académico de la Universidad Côte D’Azue de Niza y destacado exalumno del profesor Tirapegui, dedicaron generosas palabras para describir su aprecio por el homenajeado y anécdotas a lo largo de su trayectoria como investigador, profesor y figura inspiradora para las nuevas generaciones.

 FCFM UChile

Reflexiones del profesor Tirapegui sobre el futuro de la ciencia en Chile

“Esta medalla es un reconocimiento al desarrollo de la física en Chile y a la colaboración franco-chilena. La ayuda de Francia, especialmente en tiempos muy difíciles para la historia de nuestro país, ha sido relevante. Por ello es importante para mí destacar la colaboración científica entre ambos países, que partió con la física y siguió con matemáticas”, expresó el Prof. Enrique Tirapegui al recibir la distinción de la Universidad de la Sorbona, manifestando su esperanza para el futuro de la ciencia, a partir de un trabajo colaborativo.

El profesor Tirapegui compartió sus reflexiones sobre el momento que vive Chile y el valor de la ciencia para la construcción de una mejor sociedad. “Creo que en este momento la juventud chilena tiene que interesarse cada vez más en la ciencia. Considero que ya lo hace, pero esto no tiene límites y debe trascender. No hay porvenir sin la ciencia, no hay futuro para Chile sin ella. La ciencia juega un doble rol, no sólo crea conocimiento nuevo, sino que además la ciencia -y esta Facultad es el ejemplo más vivo que tenemos- es esencial para la formación de nuevos profesionales que sean de calidad máxima, algo necesario para el país. Eso sólo se consigue en un centro donde se practique la ciencia y se exploren las aplicaciones de la misma, un centro científico y tecnológico como el que tenemos en esta Facultad”, manifestó.

“En el mundo estamos al nivel de cualquier país desarrollado en las disciplinas de la física y las matemáticas. Décadas atrás recibimos un gran apoyo de Francia y creo que el nivel que tenemos en estas áreas del conocimiento en Chile es equivalente al nivel que se practica en Francia y al de muchos otros países desarrollados. La ciencia que se hace aquí está al mejor nivel mundial”, aseguró.

Frente a modelos de realidades comparadas para hacer frente al desarrollo científico en el país, el distinguido recordó que a la fecha, Conicyt -institución que en las últimas décadas ha tenido la misión de financiar la ciencia- “ha hecho suficientes estudios y ha descrito de manera muy clara hacia dónde debemos crecer”.

“Creo que las necesidades sociales que han despertado ahora han manifestado muchas inquietudes de Chile y una de ellas es efectivamente el de una nueva Constitución. A mi juicio, dentro de una nueva Constitución debe estar contenido que la ciencia debe ser una parte integrante de las ambiciones de Chile como país. Respecto a lo que son demandas sociales, efectivamente, la ciencia también puede colaborar fuertemente, porque las ciencias no son sólo las ciencias exactas, las ciencias biológicas, también están las ciencias sociales y hay que estudiar por qué se produjo esto en Chile. Se pueden hacer muchos ensayos, se han hecho muchas reflexiones, numerosas personas han tratado de interpretar este estallido social que estamos viviendo, pero se necesitan más estudios. Esto recién pasó y tenemos que analizarlo con mucho cuidado, porque lo que pasó es muy grave y representa una necesidad real de la gente. Considero que la ciencia tiene que estudiarlo, hacer un diagnóstico y proposiciones. No creo que haya ninguna solución al futuro sin que hayan científicos que estén en la mesa de discusión y en eso las ciencias sociales son esenciales. Es una realidad que ha sido bastante abandonada en este país y es el momento de rehabilitarlas y tenerlas en el primer plano”, concluyó.

 

Comunicaciones FCFM - UChile

Martes 17 de diciembre de 2019

Compartir:
http://uchile.cl/i160118
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: