Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Jurado U. de Chile le adjudicó la Condecoración al Mérito Amanda Labarca 2020

Salomé Martínez: "Los científicos tenemos que estar dispuestos a entrar en la discusión pública"

Un jurado presidido por el Rector Ennio Vivaldi, determinó entregar la Condecoración al Mérito Amanda Labarca a la académica de FCFM, Salomé Martínez.

Un jurado presidido por el Rector Ennio Vivaldi, determinó entregar la Condecoración al Mérito Amanda Labarca a la académica de FCFM, Salomé Martínez.

Salomé Martínez es ingeniera civil matemática y PhD. en Matemáticas, y ha desarrollado un trabajado para mejorar el acceso y la forma cómo se enseñan las matemáticas, enfocada en las y los profesores.

Salomé Martínez es ingeniera civil matemática y PhD. en Matemáticas, y ha desarrollado un trabajado para mejorar el acceso y la forma cómo se enseñan las matemáticas, enfocada en las y los profesores.

Salomé Martínez recibiendo el premio Unesco-Hamdan bin Rashid Al-Maktoum en París por el proyecto Suma y Sigue.

Salomé Martínez recibiendo el premio Unesco-Hamdan bin Rashid Al-Maktoum en París por el proyecto Suma y Sigue.

Enlaces relacionados
Académica Salomé Martínez
Proyecto Suma y Sigue recibe el Premio Unesco-Hamdan bin Rashid Al-Maktoum en París
Profs. Salomé Martínez y René Garreaud son elegidos miembros correspondientes de la Academia Chilena de Ciencias
Salomé Martínez, Condecoración al Mérito Amanda Labarca 2020: "Espero que mi premio aliente a las mujeres que quieran dedicarse a la ingeniería y las ciencias"

Salomé Martínez se convirtió en la tercera mujer de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas en recibir este premio que reconoce a académicas de la Universidad de Chile con trayectorias destacadas. La académica del Departamento de Ingeniería Matemática y del Centro de Modelamiento Matemático (CMM), destacó el valor de visibilizar figuras científicas femeninas como inspiración para las nuevas generaciones de mujeres que piensan en ser ingenieras, y entregó su mensaje a las y los nuevos científicos en el marco de los cambios sociales que se discuten en el país.

El jurado de la Condecoración al Mérito Amanda Labarca, presidido por el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, determinó que la versión 2020 de esta condecoración fuera otorgada a la Profesora Titular del Departamento de Ingeniería Matemática, Salomé Martínez.

Esta distinción, instituida en 1976, realza la personalidad y la obra de mujeres universitarias que se hayan destacado de manera excepcional en el servicio del país, tanto a nivel científico, cultural o profesional.

Salomé Martínez ha focalizado su trabajo en la formación de los docentes en matemática, buscando incidir en la forma en que se aprende y se enseña esta disciplina. En este contexto, ella y su equipo han sido reconocidos internacionalmente por el programa de formación docente “Suma y Sigue”, desarrollado junto al Ministerio de Educación, que busca mejorar la calidad de la enseñanza de las matemáticas y reducir la brecha socioeconómica y cultural que existe en esta materia. En octubre del 2018, este programa recibió el premio Unesco-Hamdan bin Rashid Al Maktoum, en París.

La distinguida también es parte del grupo de académicas de la FCFM que en la última década han forjado los cimientos para la implementación de programas que incentivan el ingreso de mujeres académicas y estudiantes a las ciencias y las ingenierías, convirtiéndose en la primera en encabezar la Dirección de Diversidad y Género, unidad pionera en su tipo a nivel de todas las facultades de la Universidad de Chile.

“Este premio me honra mucho y viene con la responsabilidad de aportar en la construcción de la imagen que tendrán las jóvenes de lo que pueden llegar a ser las mujeres en la academia y en la ingeniería”, expresó Salomé Martínez.

“Dado que somos pocas las mujeres en ingeniería, tal vez no somos tan visibles para las estudiantes mujeres de colegios y las mujeres en general. Siento que este premio aporta en ofrecer distintos modelos a la sociedad. Así, más mujeres pueden proyectarse en la academia y las ciencias exactas”, agregó.

“Creo que es muy importante que existan mujeres en el desarrollo de las ciencias y, en general, que haya diversidad de personas. Nuestras diferencias, nuestras experiencias de vida, cómo vemos los problemas, cómo los abordamos, toda esa diversidad es valiosa porque nos permite hacer mejor ciencia, mejor ingeniería. Además, creo que por los mismos roles que se nos han asignado a las mujeres en la sociedad, tenemos otra manera de interrelacionarnos y eso es bueno que permee en las relaciones de trabajo y entre las personas al interior de la Universidad”, opinó.

Conoce más de su trayectoria y aportes en el desarrollo de la inclusión de la mujer en las ciencias aquí.

El despertar de la sociedad completa

Para Salomé Martínez, recibir este premio en un momento histórico de estallido social es “conmovedor y significativo”, toda vez que la inunda de la conciencia de la responsabilidad que tiene el cuerpo científico chileno de hacerse parte de la solución.

"Estamos en una sociedad que se detuvo y dijo: 'Este no es el Chile en que queremos vivir'. Para mí ha sido un momento que nos ha movido a todos como sociedad”, comenta Salomé sobre el estallido del 18 de octubre de 2019.

“Habíamos pasado por el mayo feminista, que fue muy significativo y revelador, pero ahora vino un despertar de la sociedad completa que se cuestiona cómo nos entendemos, que se cuestiona las lógicas entre hombres y mujeres, cuáles son nuestros derechos y deberes, un cuestionamiento profundo de la manera en que hemos construido este país. Y sí, a mí me parece que es esperanzador y a la vez nos da una tremenda responsabilidad. Está la ilusión de que todo esto llegue a buen puerto y que como personas, todas y todos tenemos algo que aportardesde la posición que nos toca vivir en la sociedad. Esto es una responsabilidad muy grande”, advierte con entusiasmo.

En este sentido, la académica recalca que la Universidad tiene que estar presente en la discusión. “No podemos perdernos y permitirnos caer en la idea de que todo tenemos que refundarlo. Hay cosas que hemos hecho bien y que nos pueden servir de base para construir otras”, enfatiza.

“Yo trabajo en educación y con mi equipo tenemos un compromiso enorme con la sociedad. Este estallido nos hace pensar con más fuerza cuál es el rol que vamos a jugar y cómo podemos contribuir a este deseo colectivo de que construyamos un país donde niños y niñas van a a aprender más y mejor, desde la experiencia de la escuela. Percibimos gran angustia en la sociedad, una angustia de que nada es suficiente, pero a la vez se siente también el deseo de ser un aporte al cambio y que esos aportes puedan ser sustantivos. En este clima soy firme en recomendar que seamos perseverantes y no caigamos en la desesperación”, expresa.

“Debemos valorizar lo que hacemos y aportar desde el conocimiento”

”En las discusiones de los cabildos, frente a problemas apremiantes, como son el derecho a la salud, a una vejez digna, a una educación de calidad… surgieron dudas sobre el valor de trabajar en ciencia. Creo que es un error en el cual no debemos caer. La producción científica es muy importante, tenemos que seguir aportando al conocimiento, es una de las cosas que Chile ha hecho bien. Chile ha sido capaz de desarrollar su ciencia y tener una comunidad científica bien establecida y todo esto es indispensable para los cambios que se avecinan. Tenemos que mantener la cabeza fría y ser conscientes de que nosotros no vamos a ser los protagonistas de todos los cambios como científicos, pero sí vamos a poder aportar desde nuestra expertise. El conocimiento científico y riguroso puede contribuir a generar soluciones robustas”, afirma.

Al escuchar las inquietudes de algunos investigadores, Salomé ve con preocupación lo que a su juicio es una idea equivocada que juzga como tiempo perdido el trabajo detrás de las publicaciones científicas.

“A la juventud científica le diría que recuerde que el conocimiento nuevo requiere ser validado por pares y comunicado, sino no tiene valor social. El llamado es a la comunidad investigadora a poner nuestro conocimiento a disposición del resto y eso necesariamente debe pasar por las publicaciones. Creo definitivamente que falta que la sociedad entienda mejor lo que es hacer ciencia y cuál es su valor práctico, valor cultural, el valor que tiene para entender qué somos, quiénes somos, y cómo nos permite avanzar como seres humanos para comprender mejor nuestra naturaleza y entendernos mejor en sociedadSu valor incluye una dimensión abstracta, como también otras más utilitarias. No caigamos en desvalorizar lo que hacemos”, insiste.

Se experimentó con Chile sin tener evidencia

“Muchos de los problemas que tenemos actualmente es por decisiones basadas en ideologías que no consideraron el conocimiento. Se tomaron decisiones enormes sin tener datos avalados por las ciencias y creo que el antídoto es hacernos preguntas, es cuestionarnos, por ejemplo preguntarnos por qué tenemos este sistema de AFP, por qué se tomó esta decisión. Cuando se instaló, el momento histórico no permitía cuestionamientos, pero después si se podía iniciar la discusión y me parece muy correcto que nos preguntemos cuáles son los otros sistemas disponibles, cuáles son sus externalidades, sus requerimientos, sus ventajas, en fin, todas son preguntas que requieren conocimiento. Por tanto, creo que como científicos debemos poner a disposición nuestra actividad y aportar a este cuestionamiento”, defiende Salomé Martínez.

Los científicos tienen que aprender a hacerse escuchar

“Muchas veces se dice en la academia ‘y nadie nos preguntó a nosotros’. Nosotros los científicos tenemos que saber hacernos escuchar y estar dispuestos a discutir. Las decisiones no se toman sólo por razones técnicas, también hay razones políticas que ojalá estén amparadas en ese ideario del Chile que queremos construir. Entonces los científicos tenemos que estar dispuestos a entrar en una discusión pública donde van a haber distintos tipos de argumentos”, azuza con convicción.

“Ahora, los medios de comunicación son reacios a invitar a los científicos y muchas veces a nosotros nos cuesta comunicar. Por lo pronto, hay que partir por estar dispuestos. Si queremos que nos escuchen, tenemos que estar dispuestos a ser criticados, poner nuestros pensamientos en perspectivas de otras personas. Creo que es necesario porque podemos aportar a distinguirle a la opinión pública lo que es evidencia, lo que es conocimiento, lo que es técnico, lo que es opinión, y lo que es ideología. Muchas veces esto se confunde, y en este escenario debemos estar presentes”, opina.

“Si tomamos esta crisis para hacer reclamos pequeños, creo que vamos por el camino equivocado. Deberíamos sentirnos llamados a ser más responsables y cumplir nuestra misión como científicos”, finalizó.

 

Cápsula de la serie de videos de Disfusión del Programa de Ingreso Prioritario de Equidad de Género (PEG) donde científicas de la FCFM comparten su historia.

Comunicaciones FCFM - UChile
DIRCOM - U. de Chile

Jueves 23 de enero de 2020

Compartir:
http://uchile.cl/i161216
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: