Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Beauchef Magazine

Beauchef 851 obtiene certificado de edificio verde

Revista
Documentos adjuntos
Ver artículo en PDF
Contenidos vinculados
Beauchef Magazine - Edición 11 - 2018

En septiembre, el US Green Building Council (USGBC) otorgó la categoría Oro al complejo educacional de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile. Su diseño y construcción permitieron tener bajo impacto medioambiental y un alto ahorro energético.

851

La construcción del edificio Beauchef 851 comenzó en 2011 y tenía una particularidad: debía ser sustentable, gestionando eficientemente el uso de la energía y el agua, y teniendo el menor impacto posible en el medio ambiente. El objetivo, hoy cumplido, cuenta desde septiembre de 2017 con la legitimación internacional del Green Building Council de EE.UU. (USGBC), que le otorgó la certificación LEED Oro, demostrando que el diseño y la construcción del complejo educacional cumple con lo necesario para ser considerado un “edificio verde”.

LEED, —acrónimo de Leadership in Energy & Environmental Design (Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental)— es un sistema estadounidense de estandarización de construcciones ecológicas, desarrollado por el USGBC. Un edificio puede obtener certificado plata, oro o platino.

En Chile 172 edificios han obtenido algún tipo de certificación y más de 200 están a la espera de ser calificados, lo que deja al país entre las 10 naciones en que más construcciones se certifican. 

Lys Manterola, arquitecta del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (Idiem) de la Universidad de Chile, y acreditada por LEED, cuenta que cuando comenzó el diseño y construcción de Beauchef 851, el mercado chileno no estaba preparado para todo lo que exigía LEED. “No era muy fácil para la certificación, porque no había oferta, pero con este tipo de certificaciones se movió el mercado y los proveedores ya saben qué productos deben entregar. Era bien innovador meter todas estas estrategias desde el inicio, desde el diseño en este proyecto”, señala.

“La historia de este proyecto es interesante, porque estamos hablando del 2008, y a nivel de anteproyecto estaban los lineamientos que se querían incorporar en el edificio. Es como un ícono, tiene todo su conducto regular como debiese ser, incorporando la estrategia de sustentabilidad desde el inicio”, dice Natalia Reyes, arquitecta acreditada LEED y jefa de la Sección de Energía y Sustentabilidad del Idiem.

La certificación LEED Oro para Beauchef 851 da cuenta de que el edificio ahorra un 33,31% en uso de agua potable; permite utilizar agua reciclada para el 100% del riego de jardines y paisajismo de todo el campos Beauchef -la que se obtiene a través de una planta de tratamiento, que es parte del proyecto- y, en total, se ahorra 58,33% de agua comparado a un edificio tradicional de este tipo.

Su diseño, que aprovecha todo lo posible la luz natural, permite regular la temperatura, reflejando el calor a través de su muro cortina con doble vidrio serigrafiado. El uso de refrigerantes es mínimo y el mismo calor que se produce en el edificio, en vez de perderse, es utilizado para precalentar el agua.

“En el edificio Poniente hay colectores que también precalientan el agua que se utiliza para las duchas de los camarines, y en el oriente tenemos una planta de paneles fotovoltaicos que sirven para inyectar energía al sistema”, dice Manterola. Todo el sistema permite utilizar 24,72% menos energía y cubrir el 3,91% de la demanda energética con energía renovable.

Tiene sistemas que monitorean el CO2 e inyectan aire fresco, se hace seguimiento al uso de la energía y hay sistemas que detectan la presencia de personas para saber cuándo es necesaria la luz y calefacción, que no funcionan cuando un lugar está vacío. De noche también tiene el menor impacto, pues no produce la contaminación lumínica, “una de las condiciones más difíciles de cumplir y que pocos proyectos pueden demostrar”, dice Reyes.

El edificio cumplió también con estándares de construcción sustentable, como el uso de materiales reciclados (20,11% de ellos) y provenientes de la industria local (30,91% de los materiales son de extracción y manufactura regional). Privilegia el uso de transporte sustentable, está ubicado cerca del transporte público, premia el uso de vehículos menos contaminantes en sus estacionamientos y dispone de bicicleteros.

Igualmente, es un edificio que es en sí mismo una herramienta educativa, dice Reyes. “Los temas de sustentabilidad que aborda los puedes ver en las tecnologías con las que estás conviviendo diariamente. Los alumnos ven la calidad de la iluminación que tienen, tienen mejor confort térmico, lo experimentan”, dice. En ese sentido, hay disponible señalética para conocer los sistemas utilizados, y el edificio es parte del contenido del diplomado de Eficiencia Energética del Idiem y recibe visitas de otras universidades.

“Lo interesante de estas certificaciones es que movilizan al mercado en términos de buenas prácticas, de hacer nuevos materiales. Por eso tienen actualización en el tiempo, una vez que han movilizado el mercado y responde de buena manera, pueden ser más exigentes”, explica Reyes.

Cristina Espinoza C. - Beauchef Magazine

Martes 27 de marzo de 2018

Compartir:
http://uchile.cl/i142073
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: