Cuatro equipos trabajan para producir 2.000 escudos faciales antivirus para el Hospital Clínico de la U. de Chile

El escudo facial imprimible en 3D, diseñado por el Laboratorio de Fabricación Digital, FabLab de la U. de Chile, alojado en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM), ya comenzó a ser fabricado en diferentes zonas del país, al tratarse de un modelo que fue concebido “abierto”, por lo que puede ser replicado libremente. El equipo del FabLab, junto al Laboratorio Sinestesia y las empresas Materia 3D y Qactus, en la Región Metropolitana, hoy trabajan para lograr su primera producción masiva: 2.000 escudos faciales encargados por el Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH).

Obtener los 2.000 escudos faciales tardará dos semanas y en su fabricación están trabajando alrededor de 25 impresoras 3D, las que producen 200 cintillos diarios, a los que se les añade una mica tamaño carta (como las de librería).

Este fin de semana se entregarán los primeros 500 dispositivos, después de pasar por el proceso de sanitización, que asegure que el producto llegará en las mejores condiciones al centro médico. “Compramos una máquina que genera ozono (que reduce y elimina microorganismos y virus), un sistema con el que podemos sanitizar grandes cantidades”, sostiene Danisa Peric, directora del FabLab.

“Para el Hospital Clínico de la Universidad de Chile este aporte es muy significativo, pues uno de los aspectos más importantes para enfrentar esta fase de la pandemia es cuidar a los que cuidan y los escudos faciales son uno de los elementos más importantes”, señala la doctora Graciela Rojas, directora del HCUCH, quien resalta la colaboración con la FCFM, que se ha reforzado y ha permitido avanzar. “El apoyo de la FCFM ha sido importante y lo agradecemos”, sostiene.

“El equipo de nuestro FabLab y el HCUCH han trabajado unidos y muy intensamente en las condiciones adversas que conocemos, con una misión focalizada y clara: servir a las y los chilenos en este momento de crisis. Como institución pública, la Universidad ha abierto el diseño del escudo facial para que cualquier productor, que cumpla con las condiciones de seguridad sanitaria, pueda producirlo a lo largo del territorio”, indica Francisco Martínez, decano de la FCFM.

La sanitización centralizada de las máscaras fue una de las condiciones que se solicitó a la Asociación de Fabricantes frente a la Emergencia Sanitaria (AFES) para que el modelo pueda ser replicado -además de un precio ético de venta si el producto es comercializado (no más de 7.000 pesos)-. “Durante ésta y la próxima semana se están gestionando las entregas de los primeros pedidos, la empresa Sinestesia puso al servicio de AFES un sistema de sanitización con ozono, medida que se suma al compromiso de los productores de tener especial cuidado con la higiene al momento de producir, utilizando guantes y mascarillas al momento de su manipulación”, señala la diseñadora Natalia Oviedo, una de las fundadoras de la asociación.

A la fecha, la AFES ha recibido pedidos que llegan a cerca de 4.000 unidades de escudos faciales, los que han sido derivados a los productores asociados inscritos a través de su plataforma web (www.afes.cl), cuenta Oviedo. Entre los principales productores está el Fablab de la Universidad de Chile, la Red de Fablabs UC, 3dp, Sinestesia, Qactus, además de organizaciones y profesionales que cuentan con impresoras 3D que se han inscrito desde Antofagasta, Copiapó y Puerto Williams.

Galería de fotos

Últimas noticias

Compartir:
https://uchile.cl/i162446
Copiar