Noticias
inundaciones
Felipe Ochoa

Columna de opinión

Isoterma cero, deslizamientos, aluviones e inundaciones

Isoterma cero, deslizamientos, aluviones e inundaciones

La isoterma cero es una medida de referencia para marcar altitud a partir de la cual la temperatura es menor a cero y, por lo tanto, el agua se congela. Cuando precipita por sobre ella nieva; por debajo de ella, llueve.

Generalmente, se establece un promedio para esta elevación y así detectar variaciones que representen riesgos para las comunidades. Así, cuando sube la isoterma cero hay más riesgos. ¿Por qué? Porque al subir, lloverá en lugares donde generalmente hay nieve. Por lo tanto, se fusiona una gran cantidad de agua de lluvia, nieve y hielo. Lo anterior implica que aumentan considerablemente los volúmenes de agua escurriendo, lo que aumenta el peligro de deslizamientos, aluviones e inundaciones, especialmente en zonas precordilleranas como el Cajón del Maipo o la Quebrada de Macul.

La subida de la isoterma cero, y el correspondiente aumento de la cantidad de agua escurriendo, implica acelerar el derretimiento de nieves, arrastrar mayor cantidad de material y aumentar la infiltración de agua en el suelo. Este exceso de agua también reduce la estabilidad de las laderas, provocando deslizamientos de tierra, donde grandes volúmenes de roca, suelo y escombros en las laderas, caen debido a la gravedad.  

Al ocurrir todo esto a mayores elevaciones, los escurrimientos se generan con mayor velocidad y un gran potencial destructivo, aumentando los caudales de los ríos y la cantidad de material que arrastran. Como consecuencia, los ríos crecen, se estresan los sistemas de drenaje y, en última instancia, se generan desbordes que exacerban los riesgos de aluviones e inundaciones aguas abajo.

Así, las consecuencias de un aumento en la isoterma cero pueden ser graves y de gran alcance cuando precipita, por el riesgo significativo para los asentamientos humanos, la infraestructura, la propiedad y los hábitats, al aumentar el peligro por las enormes cantidades de agua y sedimento que se movilizan cuesta abajo. Sus consecuencias son la eventual pérdida de vidas, evacuación de comunidades, destrucción de viviendas, pérdida de cultivos y contaminación de fuentes de agua.

En ese sentido, es crucial el conocimiento y comprensión amplia de cómo las temperaturas, las precipitaciones y los procesos naturales interactúan, para desarrollar estrategias de planificación urbana, emergencias y medidas de mitigación que puedan reducir los impactos adversos.

Galería de fotos

Últimas noticias

FCFM recibe casi un 30% más de postulaciones 2024

Este año, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile obtuvo más de 6 mil postulaciones a Plan Común, lo que aumentó en 1.371 estudiantes que prefirieron a la Facultad con respecto al año 2023, mejorando también el puntaje de corte en 9 puntos. Destacan, además, el alza de la matrícula en los ingresos especiales.